Un anillo para gobernarlos a todos (conclusiones sobre Juan Carlos Monedero)


El anillo de Juan Carlos Monedero es uno de esos elementos casi mitológicos que conforman la nueva política española. Ni las pajaritas de Sosa Wagner ni el pañuelo palestino de Sánchez Gordillo ni las chaquetas de pana que a veces llevan los progresistas nos habían dado nunca tanta información sobre alguien. Un objeto que se yergue en el corazón de la izquierda (dedo y mano, respectivamente) y que manifiesta ciertas similitudes con el discurso de su dueño, cobra protagonismo en cada gesto del politólogo.

La sortija (evitemos llamarlo joya, que eso es cosa de la casta) es hueca, de procedencia desconocida y poco -o nada- brillante. No habrá pagado por ella más que la parte legítima de su precio y antes de adquirirla lo habrá consultado varias veces con su círculo de confianza; pues ya se sabe que hay decisiones que uno no debe tomar solo. Tal vez la compró en Venezuela, o se la regalaron envuelta en viejos periódicos del ’78 o en páginas obsoletas de la Constitución. Si fue así, a lo mejor ese era el regalo y el anillo solo una excusa.

Lo luce en su actitud de rey filósofo, de político humorista -que al caso es lo mismo-, cuando interpreta la historia del país y la suya propia con fines electorales, cuando responde sin responder en absoluto a las dudas de los oyentes. Se nota su experiencia como profesor, habla bien, hace buenos monólogos; pero creo que vino a hablar de otras cosas, de algo totalmente diferente a lo que le preguntan o a lo que podría interesar. En términos ajedrecísticos (como les gusta en su partido), Monedero era un rey solitario en un tablero ajeno, y esas situaciones suelen acabar en derrota o en decepción.

Pablo Iglesias dijo en una ocasión que las banderas eran símbolos políticos. A lo mejor los anillos son símbolos discursivos, no lo sé. Por otra parte, al líder de Podemos ya le han asesorado para que se desprenda del piercing que llevaba, en favor de la campaña. Tal vez Monedero tendría que desprenderse de su anillo, en favor de su mensaje. Tampoco lo sé, pero quien no arriesga no gana y en este caso (y en su cargo) la estética es lo de menos.

Anuncios

3 comentarios en “Un anillo para gobernarlos a todos (conclusiones sobre Juan Carlos Monedero)

  1. Lo nuevo siempre llama la atención, y despierta curiosidad, mucha curiosidad, sobre todo cuando se trata de responsabilidades, de tomar decisiones en un marco donde no se está solo, donde la expectativa puede ser cualquier cosa, ya que el orden establecido, consentido y sustentado por quienes vienen gobernando, falla al pueblo soberano, a ese pueblo del voto, con capacidad para premiar o castigar, poner o quitar, y entonces las dudas, como cualquier halo, aparecen en el escenario y rompe el discurso del no hay nada que hacer, todo está perdido, condicionado a Europa, y vienen unos años malos, muy malos, nos dicen, de tantos y tantos recortes, y no alcanzamos a pensar cómo cambiar el modelo, salir o entrar en un grupo donde no tenemos soporte para permanecer, alcanzar el nivel por otros alcanzado, y, sin embargo, el escenario en unos tiempos de mucha dificultad es un escaparate de corrupción, podredumbre, inmoralidad, indecencia de todo tipo, en aquellos que marcan las pautas, de alguna manera, por malos previsores, responsables del descalabro y desmoronamiento social, cultural, vaciadores de valores y derechos, donde la riqueza corrompe y avanza en unos, que a su vez desvisten a otros en la mayor de las miserias.
    Podemos es una voz de alarma, una luz prendida en la incertidumbre, sin experiencia de gobierno, pero con un discurso que llega, donde la gente en general oye lo que necesita oír, y sin una leyenda que manche la oportunidad en unos tiempos de tiniebla.

  2. Muy interesante artículo que nos acerca a la imagen de esta nueva generación política que aparece porque “los que pudieron” ahora “ya no pueden” porque “podemos” va a “poder solucionar…”sus” problemas”: cambio de actores… ¿y de guión?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s