Los presos del 1-O denuncian su caso ante 40 líderes europeos y recurren al Tribunal de Estrasburgo

A tan solo un día de que el Tribunal Supremo comience a tramitar las cuestiones previas del juicio del 1-O, los presos independentistas Jordi SànchezJordi TurullJosep Rull y Joaquim Forn han decidido enviar una cartaa los principales líderes europeos con la que pretenden internacionalizar su situación y poner el foco en la huelga de hambre que mantienen en la cárcel de Lledoners (Barcelona) desde hace varios días, a la que han recurrido para denunciar un presunto bloqueo por parte del Tribunal Constitucional a sus “derechos fundamentales”.

Así lo han hecho saber esta tarde el abogado Jordi Pina, defensor de Sànchez, Turull y Rull, y la periodista Pilar Calvo, portavoz de los presos independentistas en huelga, en una rueda de prensa celebrada en el Centro Cultural Blanquerna de Madrid. El motivo de esa carta, además de denunciar la “vulneración” de las libertades de los acusados y tratar de concienciar a la opinión pública internacional, ha sido el de anunciar que pronto presentarán acciones en el ámbito del Tribunal Europeo de Derechos Humanos. (Artículo completo en EL MUNDO) Sigue leyendo

Anuncios

Jan Peumans, un político ‘peliculero’ y defensor del ‘procés’ desde el Parlamento de Flandes

Al presidente del Parlamento de FlandesJan Peumans, le hubiera gustado ser director de cine. Así lo declaró en 2010, en una entrevista para el periódico de la Universidad Católica de Lovaina, cuando cumplía poco menos de un año en el cargo, al que accedió el 13 de julio de 2009. Antes había sido jefe adjunto del gabinete del ministro flamenco de Obras Públicas (1988-1991), alcalde de Riemst (1995-2006), líder del consejo provincial de Limburgo (1985-1987 y 1991-2004) y diputado del Parlamento Flamenco por la provincia de Limburgo (desde 2004); pero en su trayectoria nunca se cruzó la posibilidad de hacer películas. Sus padres consideraban que el cine era algo inmoral y por eso acudió a la universidad, donde cursó ciencias políticas y sociales. Allí, sus sueños cambiaron de rumbo, y fue donde nació su ambición política: en vez de director cinematográfico, ahora quería ser ministro. (Artículo completo en EL MUNDO)