Adopta una ciudad

Los años 1973 y 1994 trajeron a Santa de Cruz de Tenerife la Exposición Internacional de Escultura en la Calle (I y II Edición). La iniciativa, impulsada por el Colegio de Arquitectos de Canarias, propició la llegada de más de 36 obras escultóricas a los paseos de la capital; y nombres como Henry Moore, Joan Miró o Jaume Plensa se integraron para siempre en el patrimonio cultural de la isla.

Pese al éxito de la primera edición, algunos problemas administrativos y económicos impidieron la segunda muestra hasta 20 años después. Si llegados a este punto alguien se preguntara -pasados otros 20 años- por las posibilidades de una tercera edición, con mirar los presupuestos municipales y el estado en el que se encuentran la mayoría de las piezas se le quitarían las ganas. Lo que en otra época fue una fiesta ahora es pasto de los vándalos; donde antes se anunciaba “Exposición Internacional”, ahora (y desde 2009) se anuncia un programa llamado “Adopta una escultura”, por medio del cual las empresas privadas pueden apadrinar las obras para restaurarlas y conservarlas. Sigue leyendo